Oscura Plata - Lole y Manuel





Si me fuera tras el río
cantando al son de sus aguas,
tal vez se me quitaría
mi llanto de oscura plata.
Si me miraran tus ojos
para asomarme a tu alma,
quizás se me quitaría
esta penilla tan larga.
Si me prendiera en tu risa
de campanillas dorás,
quién sabe si floreciera
mi antigua voz marchitá.
¡Ay qué dolor, qué dolor,
de tus ojos, qué dolor,
qué dolor,
de tu boca, qué dolor!
¿Quien va a besarte y mirarte
cuando no te mire yo?
¡Qué dolor
cuando las gentes te pisan
las flores de tu ilusión!
¡Qué dolor, qué dolor, qué dolor!
¡Con lo bonito que eres
que no tengas corazón!
¡Qué dolor de tus ojos, qué dolor!
¿Quién va a besarte y mirarte
cuando no te mire yo?
¡Qué dolor
cuando las gentes te pisan
las flores de tu ilusión!
¡Qué dolor, qué dolor, qué dolor!
¡Con lo bonito que eres
que no tengas corazón!

Lole y Manuel